• JORGE EDUARDO RODRIGUEZ

SIGUEME

Actualizado: ago 11


Autor: Dr. Jorge Rodriguez-Sierra INTRODUCCIÓN Marcos 2:17 "Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores." Jesús durante su ministerio le caracterizo ser directo, nunca diluyo la verdad, lo que tenia que decir lo dijo directamente, nunca tuvo miedo a que las personas pudieran sentirse ofendidas, lo hizo con autoridad. Los Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas nos presentan cuando Jesús llama a Mateo para que fuera su discípulo, evento que dio lugar a que un grupo de religiosos cuestionaran el llamado de Jesús y asistiera a la celebración que organizo Mateo en su casa. Jesús les contesto diciendo que él vino a llamar a enfermos y pecadores, ¿esto quiere decir que Jesús solo vino para un grupo especifico de personas? ¿De que tipo de enfermedad esta hablando Jesús? ¿Que relación tiene la enfermedad en esta respuesta de Jesús? Veamos que nos dice Dios en este pasaje al hacer una revisión cuidadosa de estos tres Evangelios. DOS GRUPOS Marcos 2:15-16 “Aconteció que estando Jesús a la mesa en casa de él, muchos publicanos y pecadores estaban también a la mesa juntamente con Jesús y sus discípulos; porque había muchos que le habían seguido. Y los escribas y los fariseos, viéndole comer con los publicanos y con los pecadores, dijeron a los discípulos: ¿Qué es esto, que él come y bebe con los publicanos y pecadores?” Para poder ubicarnos y comprender mejor lo que nos narra este pasaje es necesario poder distinguirte y conocer a los dos grupos de personas que son mencionados. 1. Publicanos y Pecadores. El primer grupo lo constituyen los publicanos y los pecadores. Un publicano era un judío que se dedicaba a ser cobrador de impuestos para el imperio romano. En pocas palabras era alguien que se había vendido al enemigo y en forma muy injusta se aprovechaba de su puesto al hacer falsas valoraciones para cobrar de más. Desempeñar este puesto daba grandes ganancias al extorsionar a los judíos. Eran tan despreciados y odiados que ni siquiera les permitían entrar al Templo y eran considerarlos lo peor de la sociedad judía. Los pecadores son las personas que no obedecen a Dios y que constituían el grupo de conocidos y amigos de Mateo, los cuales han de haber incluido criminales, ladrones, borrachos, ejecutores y prostitutas. Estos eran los marginados sociales. 2. Escribas y Fariseos. El segundo grupo mencionado en este pasaje son los Escribas y Fariseos, los cuales formaban el grupo religioso de Israel y eran conocidos como personas educadas, eruditos, maestros expertos en la Ley judía y las tradiciones humanas. Los escribas y los fariseos tenían poder político y eran parte del sanedrín el cuerpo gubernamental judío. UN LLAMADO Marcos 2:13

“Después volvió a salir al mar; y toda la gente venía a él, y les enseñaba. Y al pasar, vio a Leví hijo de Alfeo, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme.” Jesús después de sanar a un paralitico empezó a enseñar a la orilla del mar, al ir de camino vio a un hombre llamado Leví (su nombre en griego era Mateo) quien era un cobrador de impuestos ejerciendo su oficio, en otras palabras estaba extorsionando cuando Jesús se dirige a él dando una orden especifica para que le siguiera. El llamar a un publicano, él cual era una persona que se consideraba la escoria de la sociedad, era algo nunca antes visto. Mateo debido a su profesión era alguien que no tenia ningún tipo de respeto social. En esa época nadie hubiera atrevido a comunicarse y relacionarse con este tipo de personas.

Esto nos hace ver que el llamado de Jesús viene en el momento menos esperado y en el caso de Mateo aun cuando estaba practicando el pecado. LA RESPUESTA Lucas 5:28-29 “Y dejándolo todo, se levantó y le siguió. Y Leví le hizo gran banquete en su casa; y había mucha compañía de publicanos y de otros que estaban a la mesa con ellos. Y Leví le hizo gran banquete en su casa; y había mucha compañía de publicanos y de otros que estaban a la mesa con ellos.” La respuesta de Mateo es inmediata y es en su respuesta al llamado de Jesús que podemos distinguir las evidencias de una conversión y un arrepentimiento real: 1. Dejando todo Mateo sabia quien era Jesús su fama se había extendido en toda esa zona (Lucas 4:37) y por su respuesta tan rápida podemos ver que este cobrador de impuestos estaba listo. Jesús había estado predicando el Evangelio y al parecer Mateo ya había escuchado el mensaje y su primera reacción al llamado decide dejar todo sin tener que pensarlo. Dejar todo nos dice que Mateo se retiro haciendo a un lado en forma intencional lo que estaba haciendo, lo abandono en forma definitiva. Su actividad, su amor por el dinero, su deseo de tener bienes materiales, su estilo de vida, su forma de pensar, absolutamente todo quedo atrás. Mateo dejo atrás lo que era importante para él hasta ese momento, incluso dejo su profesión sabiendo que ya no la iba a recuperar. Mateo con este acto nos recuerda las palabras de Pablo: “Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo.” (Filipenses 3:7). 2. Seguir Mateo no solo renuncio a lo que hacia pero se levanto con el propósito de seguir a Jesús. La palabra usada en el griego y que es traducida como sígueme indica una orden para ir detrás, acompañar, convertirse en discípulo. Mateo no solo estaba dejando todo atrás pero ahora estaba aceptando que iba a seguir los mandatos de Jesús, las enseñanzas de Jesús iban a ser su modelo de vida. Se levanto y sin voltear atrás puso su mirada fija en Jesús y le siguió. No hubo quejas, discusiones, no trato de negociar con Jesús; los Evangelios nos presentan a un hombre decidido y comprometido totalmente con Jesús. Esta acción de seguir a Jesús siempre acompaña al arrepentimiento y muestran que hubo un cambio de prioridades en la vida; Mateo dio un giro de 180 grados a su vida ya que sus metas eran la de Jesús, no las de él. Este acto de Mateo muestra que él creyó y recibió a Jesús como Señor de su vida y ahora pertenecía a la familia de Dios (Juan 1:12). 3. Compartir Mateo lleno de gozo decidió celebrar su decision de seguir a Jesús y por ello hizo una reunión fuera de lo común con comida bien preparada para que fuera grandemente disfrutada y para ello abrió las puertas de su casa e invito a las personas que conocía y con las que se relacionaba, obvio un publico poco apreciado por la sociedad. Mateo no se detuvo de informar a los que eran como él de su cambio radical en su forma de pensar y los invito para que conocieran a Jesús. Mateo quería celebrar pero también deseaba compartir de las buenas nuevas que solo se encuentran en Cristo, deseaba que conocieran el mensaje del Evangelio. Esta es otra de las evidencias de una conversión genuina, la persona no puede callar el gozo y la paz que ahora experimenta en su vida y por ello empieza a decirles a los demás de Cristo del el perdón y la esperanza que solo se encuentran en él.


UNA QUEJA Lucas 5:30 “Y los escribas y los fariseos murmuraban contra los discípulos, diciendo: ¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecadores?” En medio del banquete organizado por Mateo los religiosos no pudieron menos que quedar sorprendidos y hasta molestos del espectáculo que según sus creencias Jesús y sus discípulos estaban haciendo al juntarse con la escoria de la sociedad. Por ello criticaban y murmuraban en contra de Jesús; estaban escandalizados ya que ningún religioso respetable se atrevería a entrar a la casa de una persona de tan mala reputación y menos se sentaría a la mesa a platicar con todos este tipo de invitados de conductas tan despreciables. En medio de las quejas no debemos pasar inadvertido que no solo Mateo se convirtió sino que mas personas habían decidió seguir a Jesús, es el Evangelio de Marcos donde encontramos esta informacion: “Aconteció que estando Jesús a la mesa en casa de él, muchos publicanos y pecadores estaban también a la mesa juntamente con Jesús y sus discípulos; porque había muchos que le habían seguido.” (Marcos 2:15). La queja y las murmuraciones de religiosos de acuerdo a su punto de vista eran correctas, ya que los publicanos y los pecadores eran considerados como personas insalvables de su condición, por ello cuestionaron a los seguidores de Jesús ante este escándalo que estaban presenciando. Además ellos se sentían desplazados al no haber considerados para ser llamados por Jesús si realmente era el Mesías, pero es obvio que si les hubiera llamado también se hubieran sentido insultados ya que no creían en Jesús. Estos hombres odiaban a Jesús y su mensaje, nada les complacía y todo lo criticaban. TRES ARGUMENTOS DE JESÚS Mateo 9:12-13 “Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.” Jesús no permitió que los discípulos contestaran y es él quien les responde directamente a los religiosos que cuestionaron su llamado a Mateo y su presencia en esta celebración. Para ello Jesús presenta tres argumentos usando la lógica, mencionando las Escrituras y finalmente usando la condición espiritual. 1. Argumento lógico Jesús inicio su respuesta a los religiosos mencionando algo muy lógico: “Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.” Efectivamente solo los enfermos, al sentirse mal son las personas que necesitan de la ayuda de un profesional de la salud. Nadie usa de los servicios médicos si no tiene necesidad de ellos, eso es algo muy obvio. Llama la atención que Jesús inicie contestando de esta forma ya que esto al parecer no tenia nada que ver con la acusación que se le hacia a Jesús. Puedo imaginar las caras de los religiosos al no entender que es lo que Jesús les estaba tratando de decir con este comentario. Ellos no veían personas enfermas en ese momento y menos en medio de una celebración. ¿Que era lo que Jesús les estaba tratando de decir? 2. Argumento Bíblico Jesús devolvió a los expertos religiosos al salón de clases al decirles: “Id, pues, y aprended”, con esta expresión Jesús hizo evidente la gran ignorancia que tenían estos religiosos del mensaje verdadero de Dios. Que golpe tan duro para estos arrogantes hombres que proclamaban ser los expertos en la Palabra de Dios. Jesús para que entendieran que sus murmuraciones estaban equivocadas les cito la primera parte de un versículo del libro del Profeta Oseas que en su forma completa nos dice: “Quiero que demuestren amor, no que ofrezcan sacrificios. Más que ofrendas quemadas, quiero que me conozcan.” (Oseas 6:6), con esta cita les estaba diciendo que su sistema de enseñanza estaba equivocado, que ellos tenían un mensaje corrupto, que no conocían realmente a Dios. Dios nunca se ha impresionado por los actos externos, lo que él demanda es que el interior del hombre sea el transformado y que las acciones nazcan de un corazón arrepentido y reconciliado con Dios, que sus acciones muestren que ya se recibió la misericordia de Dios, que nos habla de un amor leal, inagotable, benigno, amable que no da lo que realmente demandan las acciones de las personas. Los religiosos no amaban a los que ellos consideraban pecadores y les hacían menos. Ellos creían que sus acciones externas les hacían ser perfectos y justos y con ello decían estar bien con Dios, pero se equivocaban ya que las llevaban a cabo en una forma arrogante y de auto satisfacción para ser vistos y recibir recompensa de los hombres. Ellos solo buscaban las apariencias y no era su intencion agradar a Dios. Jesús expuso a estos religiosos por su ignorancia y altivez. 3. Argumento espiritual Jesús concluye diciendo: “Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento”. En ese momento empieza hacer perfecto sentido lo que Jesús empezó a decirles a la luz del argumento de las Escrituras. Solamente alguien que entiende que esta enfermo sabe de la necesidad que tiene de ser ayudado por alguien con la capacidad de devolverle su salud. Los enfermos que menciona Jesús en su argumento lógico eran los que entienden su enfermedad espiritual y la imposibilidad de curarse a si mismos. Jesús dijo: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” (Mateo 11:28) Por ello Jesús afirma que Dios le envió para llamar a todos los que entienden y aceptan que son pecadores, aquel que cree que es lo suficientemente bueno no puede entender que tiene una enfermedad espiritual fatal llamada pecado que le va a condenar y separar de Dios por la eternidad y por lo tanto no necesita de Jesús, ni arrepentirse de sus pecados. Los religiosos se creían justos por cumplir con los ritos y demandas religiosas y con ello les convertía en buenas personas que no necesitaban del perdón de Dios. El orgullo personal y el que tienen de su religión es lo que les impide ver su condición espiritual caída y son incapaces de arrepentirse ante Dios. El hombre tiende a minimizar su pecado ante Dios y piensa que sus obras buenas al ponerlas en una balanza van a contrarrestar sus malas acciones, que equivocados están ya que Dios demanda de una vida perfecta para poder entrar a la vida eterna algo que es imposible ya que una sola mentira nos separa de Dios por la eternidad. Jesús vino a llamar a todo hombre al arrepentimiento pero solo van a responder aquellos que entienden y creen lo que Dios dice de su condición moral y espiritual, y al verse derrotados sin recurso alguno de como salvarse a si mismos, se arrepienten ante Dios y aceptan el llamado de Jesús que le ofrece el perdón de sus pecados, la reconciliación con Dios y la promesa segura de la vida eterna. Jesús dijo: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6).


Nadie como Jesús para enseñar, para ser directo con sus palabras con la única intención de abrir los ojos de los hombres a su condición de bancarrota espiritual. Esta forma con la que Jesús enfrento los conceptos equivocados de estos religiosos, el día de hoy serian duramente criticados ya que nadie quiere enfrentarse a la verdad y el cristiano a cedido a la cultura actual donde nadie esta mal, donde todos tienen la razón y el que esta equivocado al gritar diciendo que se le esta ofendiendo hace que la razón y la verdad terminen por ser reprimidas. Triste es ver el día de hoy que los cristianos han cedido y han dejado de seguir las enseñanzas de Jesús por complacer al hombre y la cultura que prevalece el día de hoy y dejan de presentar el verdadero evangelio que apunta a Cristo como el único Salvador del hombre pecador. UN LLAMADO PARA SEGUIR Mateo se arrepintió al dejar todo atrás, levantarse y seguir a Jesús, se lleno de gozo y compartió las buenas noticias de perdón que ofrece el Evangelio en Cristo Jesús. Al ver las acciones de Mateo nos revelan lo que es una verdadera conversión. Es triste pensar que muchas personas están atrapas en sus religiones y se consideran sanos espiritualmente quedando ciegos a su verdadera condición de pecado que tienen ante Dios. Jesús vino a llamar a todo hombre y su sangre es mas que suficiente para perdonar todo pecado y reconciliarlo con Dios, pero este llamado solo usted lo puede contestar si hace a un lado su orgullo y cree que lo que Dios afirma en Su palabra que usted tiene la necesidad de ser rescatado por Jesucristo.

Dios le esta llamando tal como esta en este momento, solo necesita arrepentirse ante Dios de sus pecados y creer en Jesús como Salvador y Señor. No necesita religión o religiosos para reconciliarse con Dios, solo doble su rodilla y dígale a Dios en sus palabras que se arrepiente y cree en Su Hijo Jesús y Dios cerrara un trato con usted por la eternidad, le va a perdonar, le va a poner en Su familia y le va a dar la vida eterna. Le invito a responder como Mateo a este llamado de Dios el día de hoy. Ahora empiece a leer la Biblia, obedezca a Dios y busque una Iglesia que predique y enseñe la Palabra de Dios para que pueda seguir creciendo y madurando en su caminar con Cristo.


Si usted decide recibir a Cristo como Salvador le quiero ayudar a seleccionar que libro de la Biblia puede empezar a leer y como escoger una Iglesia donde congregarse. Le invito a comunicarse con nosotros con sus comentarios y preguntas a: esclabiblia@gmail.com

62 vistas1 comentario

© 2023 by Escudriñandolabiblia.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now