• Jorge E. Rodriguez

ENCONTRANDO A JESUCRISTO


ENCONTRANDO A JESUCRISTO

Serie: Ven y Ve

Juan 1:43-51

Autor: Dr. Jorge Rodriguez-Sierra

**ESTUDIO DISPONIBLE EN DOS FORMATOS: AUDIOVISUAL Y ESCRITO**

*Estudio en presentación Audiovisual

Solo oprime este enlace para verlo:

https://sermons.faithlife.com/sermons/352927-encontrando-a-jesucristo

*Estudio por Escrito

Introducción

Jesucristo es la persona mejor conocida en la historia, sin embargo todos tienen ideas muy especificas sobre él y lamentablemente muchos tienen el concepto incompleto o equivocado. Otro problema importante es tratar de decirles a otros sobre Jesús sin la información correcta lo que lleva a dar un mensaje falso sobre él, pero a pesar de ello aun en la imperfección del hombre este es invitado por Dios para que vengan y vean en realidad quien es el Hijo de Dios.

El primer capitulo del Evangelio de Juan termina con el llamado de Felipe y Natanael para seguir a Jesús.

Hallando a Felipe (Juan 1:43-44)

43El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme. 44Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro.

Este es el cuarto día en la narrativa del Apóstol Juan, un día después de que Andres presento a su hermano Simón (Pedro) a Jesús. Galilea es la región norte de Israel al lado del Mar que lleva el mismo nombre. Ese día Jesús fue a ese lugar con un propósito muy especifico. Su misión era encontrar a Felipe, Jesús quería tener un encuentro con este hombre ya que le tenia un llamado especial para que le siguiera. Seguir es un verbo imperativo, activo, presente que implica aceptar a alguien como líder y decidir acompañarlo reconociéndolo como autoridad y convirtiéndose en su discípulo. El viaje de Jesús fue para llamar a Felipe y sobresale en este llamado ver la respuesta inmediata de este hombre, no pidió la razón para seguirlo, dejo todo atrás, ni siquiera fue necesario que le pidiera que lo identificara. Ante la voz de Dios nadie puede resistirse, él es quien elige, llama y atrae al hombre sin que este haya hecho nada para merecerlo, Felipe no era nadie especial, lo especial fue el llamado de Jesús al cual Felipe no pudo negarse a obedecer.

Jesús estaba en el control absoluto en la elección de quienes serian sus discípulos (Juan 13:18). Pedro nos dice que el hombre es elegido por Dios de acuerdo a su presciencia que es el conocimiento previo antes de que ocurra (1 Pedro 1:2), en la conversión Dios actúa en forma soberana y aun hay religiones que creen y enseñan que el hombre es quien puede en sus propios esfuerzos conseguir su salvación (Efesios 2:9).

Tanto Felipe, Andres y Simón eran de la misma ciudad. No importa de donde sea el hombre, cual sea su profesión, su posición económica, Jesús vendrá a todo hombre de una forma u otra y extenderá la invitación de seguirlo, la decison es personal.

En el llamado que hace Jesús es para que le conocieran y le reconozcan como Señor.

Hallando a Natanael (Juan 1:45)

45Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.

Felipe al igual que Andres no pudo contenerse al haber encontrado al Mesías y su primera acción es ir a buscar a otra persona para comunicar la noticia. Felipe imito la acción de Jesús con la misma intención y propósito con la que él fue encontrado. Los Evangelios no nos dicen nada de como Felipe y Natanael se conocían o si tenían lazos familiares, pero podemos inferir que Natanael era alguien importante para Felipe ya que fue a buscarlo para decirle que había encontrado al Mesías.

El mensaje que Felipe comunico a Natanael lo podemos dividir en dos partes, una con enfoque bíblico y al otra con un enfoque mas bien informativo. Felipe empieza comunicando que él junto con otros habían hallado a quien Moisés y los profetas en el Antiguo Testamento habían apuntado como el Mesías, en otras palabras encontró a la persona de la que hablaban las profecías de Dios (Hechos 18:28, Romanos 1:2). Moisés escribió: “ Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare. Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta.” (Deuteronomio 18.18–19). Los profetas Isaias, Daniel, Miqueas y Zacarias apuntaron hacia eventos en la vida del Mesías que fueron cumplidos en la vida de Jesús.

Muchos creen que Jesús solo aparece en el Nuevo Testamento pero Cristo es el personaje central de toda la Biblia, le da sentido y permite que cada libro termine unido en perfecta armonía.

Sin embargo Felipe abandono su enfoque bíblico y decidió profundizar sobre Jesús y compartió información al decir que Jesús era hijo de Jose y originario de Nazaret. Siempre sera un error querer ayudar a lo que la Biblia dice dando puntos y perspectivas personales. Toda esta información extra que Felipe comunico era totalmente falsa, Jesús fue criado por Jose pero este no era su padre y tampoco era originario de Nazaret ya que había nacido en Belén (Mateo 2:1).

La Palabra de Dios no requiere de ayuda humana, ella se interpreta a si misma (2 Pedro 1:19-21) y solo en Cristo y a través de él es posible entenderla (2 Corintios 3:14-16).

El mensaje de salvación no requiere ayuda humana.

Hallando el enfoque correcto (Juan 1:46)

46Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.

Nazaret no era una ciudad importante, incluso no es mencionada ni una sola vez en el Antiguo Testamento, por lo que cuando Natanael escucha a Felipe que a quien él apuntaba como el Mesías era de esta ciudad, Natanael no le puede creer al decirle que de esa ciudad nunca había salido un hombre importante como un profeta y menos saldría de ahí el Mesías, ya que las Escrituras hablaban que iba a nacer en Belén de Judea (Miqueas 5:2). Que increíble que Felipe después de conocer a Jesús, reconocerlo como el Mesías y por lo tanto como el Hijo de Dios, haya identificado a Jose como su padre. Felipe inicio bien pero perdió el camino y con ello a su audiencia.

El mensaje de Felipe quedo descalificado y Natanael lo puso en tela de juicio, sin embargo Felipe hace algo muy interesante y retoma el camino correcto ya que reta a Natanael a ir personalmente y conocer a Jesús para que pudiera ver lo que él ya había visto. Ven y ve, esa fue su sencilla invitación, dejo de hablar o de dar mas información, Felipe solo quería que Natanael dejara todo a un lado y viniera a conocer a Jesús. Ese es el mensaje que se debe de proclamar desde los púlpitos, vengan y vean a Cristo, el mensaje no se trata de mejorar la vida emocional, económica, social o física.

Es y sera un error tratar de hablar de Jesús y apuntarlo como Rey y Señor usando sabiduría humana al presentar argumentos religiosos y humanos. La lógica humana y la religión solo alejan al hombre de Dios y de su verdad que se encuentra en Cristo. La única forma de poder conseguir la misión de ir y predicar hasta el fin del mundo es hablar de Cristo, llevarlos ante su presencia al proclamar lo que fue su vida, muerte y resurrección tal y como lo dice la Biblia, no hay otra forma (1 Corintios 2:1-2) Felipe le dijo a su amigo escéptico: Ven y ve, y ese debe ser su mensaje y el remedio contra la oposiciones preconcebidas.

El mensaje de salvación solo apunta a Jesucristo.

Hallando a Jesús (Juan 1:47-49)

47Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. 48Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. 49Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

Ahora es Natanael quien invitado por Felipe va a Jesús pero antes de que este hombre pudiera decir algo es Jesús quien lo ve y lo describe a la perfección al referirse a el como un hombre sincero y con un corazón dispuesto a examinar por si mismo lo que Felipe le había compartido, al parecer los israelitas se habían convertido en personas que usaban el engaño así como Jacob (Génesis 27:35) y Natanael era una excepción a la regla (Juan 2:23-25). Ante esta declaración de Jesús, Natanael se sorprende de que le pudiera conocer tan bien a lo cual Jesús le dice que le vio debajo de la higuera antes de que Felipe le llamara. Esta información era tan personal para Natanael que quedo tan sorprendido que se dio cuenta de que Jesús era efectivamente el Mesías así como Felipe le había dicho. Al parecer Natanael mientras estaba debajo de la higuera estaba teniendo un tiempo de comunión con Dios y por ello quedo convencido de la identidad de Jesús y pudo decir Maestro (titulo honorario) tu eres el Hijo de Dios y el Rey de Israel.

Dios nos conoce a la perfección, conoce hasta las palabras que aun no han salido de nuestros labios (Salmos 139:4).

Natanael pudo afirmar en forma categórica que Jesús era el Mesías prometido al usar estos dos títulos para reconocerle. Las dudas y el escepticismo de Natanael se resolvieron cuando el tomo la decisión de ir a ver a Jesús, y con un corazón honesto y sincero fue a buscar la verdad, esto le permitió ver y escuchar lo que Jesús le comunico y poder reconocerlo como el Mesías. Esta es la actitud que llevara al hombre a reconocer a Jesús como el Cristo, en sabiduría humana y arrogancia jamás un corazón podrá doblegarse ante Dios y a pesar de la evidencia contundente que apunta a Jesús como Dios y Salvador no sera entendida.

Un corazón honesto y sincero se requieren para entender el mensaje de salvación.

Hallando la puerta (Juan 1:50-51)

50Respondió Jesús y le dijo: ¿Por qué te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás. 51Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

Jesús le revela algo extraordinario a Natanael, si este hombre había creído solo porque Jesús sabia donde estaba, eso no era nada en comparación con lo que el iba a ser testigo ya que Jesús sabia que Natanael le iba a acompañar como un discípulo fiel. Es importante establecer que Natanael cuyo nombre significa ¨don de Dios¨, solo es mencionado por Juan y nunca sale en la lista de los doce discípulos de los otros Evangelios, sin embargo Felipe siempre es puesto junto a Bartolome a quien Juan nunca menciona (Mateo 10:3, Marcos 3:18, Lucas 6:14), Bartolome no es un nombre ya que significa hijo de Tholmai, por lo que siempre se ha inferido que Natanael y Bartolome son la misma persona.

Cuando se dice la frase de cierto, de cierto os digo, lo que sigue es algo de vital importancia, una verdad fundamental. Jesús dice que desde ese momento en adelante ellos verían el cielo abierto y a los ángeles que suben y descienden en una clara referencia nuevamente a Jacob pero ahora en relación a su sueño(Génesis 28:12). Así como Jacob vio y experimento un evento sobrenatural, los discipulos iban a tener el privilegio de estar en primera fila para ver el poder de Jesús, confirmando de esta forma su deidad.

Ademas Jesús con ello declaro que él es el camino (Juan 14:6) y la puerta al cielo (Juan 10:7-9). Jesús es quien hizo posible lo que era imposible al hombre, abrir el camino que permite la reconciliación con Dios.

Jesús no solo dice que él hace posible que el cielo este abierto pero se presenta como una escalera al decir que los ángeles suben y descienden sobre él. Sin una escalera es imposible acceder a los lugares altos y Jesús es quien lo hace posible, una declaración mas de Jesús afirmando que solo en él esta la salvación.

La frase Hijo del Hombre es la que Jesús mas usa para designarse a si mismo y la usa mas de 80 veces en una alusión clara a la profecía de Daniel donde Dios le va a entregar el dominio y su reino sera eterno (Daniel 7:13-14) Jesús siempre afirmo ser Dios y siempre se hizo igual a Dios.

La puerta al cielo solo pudo ser abierta por Jesucristo.

Hallando la eternidad

Este relato del Evangelio de Juan nos presenta una serie de encuentros, Jesús con Felipe, Felipe con Natanael y este con Jesús. Llama la atención que cada caso tiene sus características muy particulares, en uno es Jesús quien busca directamente, en otro es alguien compartiendo con otra persona las buenas noticias que hay en Jesús y finalmente uno que va a Jesús para verle. A pesar de ser distintas las formas, lo único que permanece y no cambia en nada es el mensaje y todos presentan a Jesús como el Mesías prometido, el Hijo de Dios y el Rey de Israel.

Estas historias siguen teniendo un impacto profundo el día de hoy. Es a través de estos encuentros que Dios en su Palabra ofrece la invitación de conocer a Cristo para reconocerle como Dios y Salvador al decirle ven y ve. La respuesta es suya mientras él sigue pacientemente esperando; usted puede contestar a esta invitación en cualquier lugar solo doble su rodilla y pida perdón a Dios por sus pecados y ponga su fe en Jesús como el Señor de su vida.

Le invito a comunicarse con sus preguntas y comentarios a: esclabiblia@gmail.com


105 vistas

© 2023 by Escudriñandolabiblia.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now