• Jorge E. Rodriguez

Viendo como Juan el Bautista


Viendo como Juan el Bautista

Juan 1:29-34

Por: Dr. Jorge E. Rodriguez Sierra

Introducción

El Evangelio de Juan es muy visual al mencionar en 74 ocasiones 11 verbos diferentes que nos hablan de la acción de ver, esto nos permite transportarnos a ese tiempo y nos abre una ventana donde podemos ver estos sucesos ocurridos en la vida de Jesús y de esta manera poder conocerlos con exactitud.

En esta pequeña serie sobre el primer capitulo de Juan veremos diferentes personajes que vinieron y vieron a Jesús. En este primer estudio Juan el Bautista pudo identificar en Jesus siete aspectos muy especiales y con ello establecer que estaba en presencia del Mesias prometido.

A través de este escrito del Apóstol Juan seremos retados a ver como los hombres vieron a Jesús y que la venda de la incredulidad que cubre los ojos e impide al hombre entender y ver lo espiritual pueda ser removida.

Juan vio al Cordero de Dios (Juan 1:29)

"El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo." Juan 1:29

Juan el Bautista había tenido una platica con los religiosos judíos quienes querían saber quien era, Juan les aclaro que él no era el Mesías prometido (Juan 1:19-23). Al día siguiente Juan se encuentro con Jesús. Al verlo no pudo contener el dar una declaración categórica y afirmativa: He aquí.

He aquí es una expresión imperativa que llama la atención de otras personas a ver algo en particular, desea en forma intensa que algo sea visto con detalle, que todos se den cuenta. Juan deseaba que todos los presentes pudieran ver lo que él estaba viendo. En otras palabras les estaba diciendo: Vengan y Vean.

Un cordero era la ofrenda sacrificial de la Pascua, fiesta celebrada por Israel durante su cautiverio en Egipto. El cordero de la Pascua era un animal sin defecto, el cual fue sacrificado y su sangre puesta en el marco de la puerta de la casa para que cuando el ángel de Dios pasara matando a los primogénitos de Egipto, los hijos de Israel fueran librados (Éxodo 12:3-13). Jesús fue señalado por Juan como el Cordero de Dios siendo el sacrificio perfecto al no tener pecado (1 Juan 3:5). Dios solo podia aceptar a un animal limpio y puro como sacrificio santo y agradable como pago por los pecados y solamente Jesús en su perfección pudo ser ese sacrificio perfecto para pagar por los pecados de toda la humanidad (1 Pedro 1:18-19, Colosenses 1:13-14).

Juan vio su sacrifico (Juan 1:29)

Jesús seria el sacrificio perfecto al no tener pecado (1 Juan 3:5) dando fin al sistema sacrificial del pueblo judío que Dios les había mandado por Moisés, y hasta el día de hoy continúan sin poder practicar. Así lo había señalado Dios desde el huerto cuando Adán y Eva pecaron, prometiendo un descendiente de la mujer que destruirá a Satanás a través de un sufrimiento que apuntaba a la muerte de Cristo Jesús en la cruz (Génesis 3.15) así como los profetas del Antiguo Testamento inspirados por Dios también lo habían declarado (Isaias 53.7) . El sacrificio de Jesús fue tan perfecto y completo que su sacrifico incluyo a toda persona del mundo pasado, presente y futuro sin excepción alguna para quitar, destruir y hacer a un lado cada una de las ofensas cometidas en contra de Dios al haber violado su Ley (Hebreos 10.12, 1 Juan 2:2). Juan entendió la misión de Jesús que habría de dar su vida en recompensa de quienes estaban esclavizados por el pecado.

Juan vio su deidad (Juan 1:30)

"Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo." Juan 1:30

Juan ya había establecido desde el principio de su ministerio que después de él habría de venir un hombre el cual era antes de él por ser primero. Juan inspirado por Dios pudo decir que este Jesús a quien esta viendo y señalando era eterno, no tenia principio ni fin, haciendo con ello una declaración de que Jesús era no solo el Mesías esperado sino también Dios mismo (Juan 1.1, Apocalipsis 1.8). Jesús no se origino en Maria porque él ya existía desde la eternidad (Juan 8:56-58).

Juan vio su manifestación (Juan 1.31)

"Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua." Juan 1:31

Juan, por ser su familiar lo mas seguro conocía a Jesús, pero aquí probablemente se refiere que no comprendía la misión ni le conocía como el Mesías en un principio. Para que Jesús pudiera ser revelado perfectamente a la mente del pueblo judío, el pueblo tenia que entender que necesitaban pedir perdón de sus pecados al entender su condición caída (Lucas 3:3-4,7) y por ello necesitaban arrepentirse. Sin entender su condición pecadora al hombre le es imposible que Cristo pueda ser revelado a la mente del hombre como Dios y Salvador. Juan preparo al pueblo para recibir a Jesús y en su bautismo se manifestó su deidad.

Juan vio al Espíritu Santo (Juan 1.32)

"También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él." Juan 1:32

Juan pudo dar testimonio, esto implica afirmar dando validez a un evento, esto fue posible ya que el fue testigo directo de la presencia del Espíritu Santo quien descendió del cielo, la cual es la morada de Dios, en forma de una paloma. La paloma representa a un pájaro considerado limpio ceremonialmente, esto representa la Santidad de Dios. Y el Espíritu Santo continuo en forma permanente en Jesús (Lucas 4:18), esto nos dice que Cristo es parte de la Trinidad la cual podemos ver y apreciar completamente en su bautismo (Mateo 3:16-17). Juan lo bautizo en agua solo como un rito ceremonial de iniciación ya que Jesus no tenia pecado; la palabra bautizo implica sumergir, esta misma palabra nos habla de un barco que se hunde. Jesús a sus 30 años fue bautizado bajo inmersión y de este momento empezó su ministerio.

Juan vio al Mesías (Juan 1.33)

"Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo." Juan 1:33

Juan nuevamente afirma que previo a estos eventos él no sabia quien era Jesús, hasta que obedeciendo a Dios quien le envió con el propósito de bautizar con agua le dio una instrucción muy concreta y clara, que cuando viera al Espíritu Santo bajar de su morada a esta tierra y permaneciera sobre esta persona, este evento iba a señalar al Mesías. Jesús a diferencia de Juan que bautizaba con agua como un acto externo, Jesús daria lugar a un bautismo el cual impactaría la condición interna del hombre y este bautismo marcaría el inicio de una nueva vida al limpiar al hombre de sus pecados a través del arrepentimiento (1 Juan 1.7) esto permitiria al hombre pertenecer a la familia de Dios (Efesios 2:19) y ser sellados con la presencia del Espíritu Santo (Efesios 1:13).

Juan vio al Hijo de Dios (Juan 1:34)

"Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios." Juan 1:34

Después de todo lo que Juan había podido experimentar a través de su sentido de la vista, pudo decir y afirmar con seguridad como testigo confiable y sin temor a equivocarse que Jesús es el Hijo de Dios, el Mesías prometido. Este hombre fue llamado por Dios para ser una voz que clamaba en el desierto apuntando y anunciando la venida del Salvador prometido para venir a redimir y rescatar al hombre pecador, pero en un principio estaba ciego ante el Hijo de Dios y no le reconocía pero cuando sus ojos fueron abiertos pudo verlo. Esta expresión de yo no lo conocía revela a este hombre con un corazón humilde y lleno de admiración al decir yo no sabia pero ahora ya se y puedo ver que Jesús es el Cristo, Dios mismo. Cristo vino a dar las buenas nuevas a los pobres de espíritu, a sanar corazones quebrantados, dar vista a los ciegos y dar libertad a los cautivos (Lucas 4:18). Juan en ese momento dejo de ser ciego y pudo ver con claridad a Jesús como el Hijo de Dios (Romanos 1:1-4).

Viendo como Juan el Bautista

Juan termino siendo un testigo legal con credibilidad de quien fue Jesús. Jesús dijo que son mas que felices los que no vieron y creyeron (Juan 20:29). Juan el Bautista tuvo un gran privilegio pero tuvo que reconocer que antes, a pesar de conocer a Jesús en forma personal, él era ignorante y no reconocía a Jesús como el Hijo de Dios y como el Mesías prometido. Un día fue llevado por Dios a un encuentro personal y al ver los eventos que se desarrollaron ante sus ojos le fue imposible negar la deidad de Jesús y pudo entender que la misión de Jesús era proveer el perdón de pecados al hombre.

Usted también tiene esta oportunidad increíble a pesar de no ver físicamente a Jesucristo, pero el día de hoy sus oídos se abrieron para que pueda escuchar, sus ojos para que pueda ver a Jesús a través de la Palabra de Dios como el Cordero sacrificial quien es el único que puede quitarle su pecado y reconciliarle con Dios, solamente esto es posible si usted responde arrepintiéndose de sus pecados, recibiéndole y confesandole como Señor y Salvador.

Muchos vieron a Jesús y le rechazaron, hoy también puede rechazarle para seguir en su ceguera espiritual, por ello le pido que no endurezca su corazón y responda en fe a la mas increíble invitación que jamas podrá recibir, Dios no quiere que muera espiritualmente y termine separado de él por la eternidad. Hoy es el día para abrir sus ojos y su corazón recibiendo a Cristo como su Salvador y encontrar el perdón que Dios le ofrece al hablar directamente con él en donde quiera que este, no requiere de religiones ni religiosos, la decison es suya.

Le invito a comunicarse con nosotros con sus preguntas y comentarios a esclabibilia@gmail.com


48 vistas

© 2023 by Escudriñandolabiblia.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now