• JORGE EDUARDO RODRIGUEZ

SENDAS ANTIGUAS



AUTOR: Dr. Jorge E. Rodriguez-Sierra


 

INTRODUCCIÓN

El profeta Jeremías tuvo un ministerio de 40 años centrado en el reino de Juda que abarco el reinado de 5 reyes hasta el tiempo en que Jerusalen fue destruida por Babilonia. A pesar de la oposición que recibió Jeremías al ser golpeado, encarcelado y sus escritos cortados y quemados, jamás comprometió el mensaje que Dios le dio para esta nación rebelde y perversa sobre el juicio que vendría sobre ella si no regresaba a una relación de obediencia. El corazón de Jeremías se partió por las consecuencias que habría de recibir su nación al ver el rechazo al mensaje y al llamado de Dios.



El capitulo 6 de este libro es un mensaje donde vemos a Dios rechazando a su pueblo, cientos de años esta nación le dio la espalda a Dios y ahora se les anuncia las consecuencias que van a recibir, los capítulos 4 y 5 de este libro advierte de la amenaza de invasión y conquista por parte de los Babilonios: “Anunciad en Judá, y proclamad en Jerusalén, y decid: Tocad trompeta en la tierra; pregonad, juntaos, y decid: Reuníos, y entrémonos en las ciudades fortificadas.Alzad bandera en Sion, huid, no os detengáis; porque yo hago venir mal del norte, y quebrantamiento grande.” (Jeremías 4:5-6), ahora el mensaje se vuelve mas sombrío al ser avisados sobre el sitio que va a sufrir la ciudad de Jerusalen (Jeremías 6:1-8), Dios muestra el pecado de esta nación y les acusa de no amar la Palabra de Dios y decir que Dios no esta en contra de la maldad lo que los había llevado a convertirse en una sociedad corrupta y perversa (Jeremías 6:9-15), Dios establece lo inútil de los sacrificios religiosos que no vienen del corazón y les hace ver su gran intransigencia (Jeremías 6:16-21), se les da a conocer el poder de la nación que los va a conquistar (Jeremías 6:22-26), finalmente Dios reafirma el llamado de Jeremías, revela las actitudes perversas del pueblo y da su veredicto final al desecharlos (Jeremías 6:27-30).





En este pasaje es una evidencia clara del carácter de Dios y de su justicia, la cual no ha cambiado ni cambiara ya que Dios es el mismo ayer, hoy y siempre (si lo duda lo invito a leer como Dios va a lidiar con este mundo y el pecado en el Libro del Apocalipsis) en los versículos que nos vamos a enfocar en estudiar de este capitulo podemos ver claramente su gracia y misericordia en medio de Su juicio donde hace un llamando a esta nación a buscarlo para que regrese a las sendas antiguas y así evite las consecuencias de su pecado.



LA INVITACIÓN DE JEHOVÁ


Jeremías 6:16 RVR60

"Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma..."


Ante el mensaje de la caída de la ciudad de Jerusalen que el profeta Jeremías ha dado en los versículos anteriores, Dios hace una pausa para hacer una invitación directa a su pueblo.


“Paraos en los caminos y mirad”. Dios llama a Juda a detenerse, a poner un alto al camino que llevan y les ordena a examinar y revisar con atención su proceder y su actuar. Como es vital hacer un análisis detallado de cual es la conducta que estamos llevando, es necesario ser honestos con nosotros mismos y ver como esta nuestra relación con Dios.


“Preguntad”. Cuando el hombre reconoce que ha perdido el camino que Dios ha marcado es necesario consultar con un corazón humillado como se puede corregir y tomar el camino adecuado. No hay mejor fuente de consulta que la Palabra de Dios para ir a ella con nuestras dudas y buscar el consejo fiel y verdadero que nos ilumine para tomar el camino correctos: “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.” (Salmos 119:105). No deje que alguien mas le diga o le aconseje sin que usted mismo lea lo que Dios afirma en Su Palabra, hay muchos que dan consejos que son agradables a los oídos pero conducen al camino que lleva a la muerta eterna, sea noble y deje que Dios le diga directamente el camino a tomar.


“Las sendas antiguas, cual sea el buen camino”. La respuesta que debe consultarse en las Escrituras es donde se encuentra el buen camino. La invitación que Dios hace es el camino antiguo, el camino que dio desde un principio, desde el Huerto del Edén, el camino de la obediencia a sus mandatos, que muestra que se le ama, el camino que conduce a la bendición: “porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.” (Deuteronomio 30:16), este es el camino que conduce a la eternidad. Por lo que las sendas antiguas y el buen camino representan la verdadera fe, la alabanza espiritual, la conducta ética y la obediencia llevada a cabo con agrado. El buen camino es el camino generoso, de buenas cualidades y es bello y agradable. El camino es Jesús, el único camino que lleva y reconcilia con Dios (Juan 14:6).


“Y andad por él”. Dios vuelve a ordenar que ese camino antiguo es el que se debe de seguir, el camino que lleva a una relación intima con Dios. No es suficiente recordar el camino, conocerlo, saber de él, sino que debe haber una respuesta positiva que lleva a la acción. Las sendas antiguas no son para verse son para caminar por ellas lo que implica vivir un estilo de vida que muestra que se obedece a Dios.


“Y hallareis descanso para vuestra alma”. El camino de la obediencia a Dios es el que conduce y donde se obtiene descanso por lo que se va a experimentar tranquilidad, alivio, reposo y libertad de estrés. Esta promesa es para ser disfrutada en su totalidad, no es solo un descanso físico sino un descanso para el alma que es la parte que piensa, siente, desea y tiene voluntad, lo que incluye un reposo emocional y espiritual. Que increíble recompensa es la que Dios promete a toda persona que decide andar en las sendas antiguas.



LA CONTESTACIÓN DE JUDÁ


Jeremías 6:16 RVR60

"... Mas dijeron: No andaremos."


Judá escucho al profeta, supo del juicio venidero, sabia que Dios cumple su palabra y aun así su contestación es un rotundo no, ellos decidieron no caminar en obediencia a Dios. Suena totalmente ilógica la respuesta de este pueblo, es un acto de total desafío a Dios sin la menor preocupación por las consecuencias, pero el corazón del hombre llega a tal perversión que le es imposible reconocer su maldad y por lo tanto les es imposible arrepentirse de sus pecados. Pablo en su carta a los Romanos menciona que el hombre que cambia la verdad de Dios por la mentira y se convencieron que no existe, estos son abandonados a sus razonamientos tontos y hacen cosas que no deben de hacerse (Romanos 1:28) y puedo afirmar al leer este pasaje que también toman decisiones nada inteligentes.



LA ADVERTENCIA DE JEHOVÁ


Jeremías 6:17 RVR60

"Puse también sobre vosotros atalayas, que dijesen: Escuchad al sonido de la trompeta. ..."


La palabra atalaya es en referencia a una torre de vigilancia pero en este pasaje es usada para señalar a los verdaderos profetas enviados por Dios, aquellos que vigilaban y comunican el mensaje de Dios. Este mensaje demandaba prestar atención al sonido de la trompeta que se hacia tocar como señal de advertencia ante un peligro inminente, en este caso el mensaje del Su juicio divino que habría de venir sobre ellos como consecuencia de su rebeldía.



LA CONTESTACIÓN DE JUDÁ


Jeremías 6:17 RVR60

"... Y dijeron ellos: No escucharemos."


La respuesta de Judá a la advertencia de Dios es un no definitivo, la misma que dieron a su invitación de volver a las sendas antiguas. Ellos habían decidido cerrar sus oídos al mensaje de Dios a pesar de ser advertidos de las graves consecuencias que iban a experimentar. Nuevamente parece increíble que este pueblo prefiriera ser conquistados y morir antes que someterse a Dios y experimentar descanso, ellos decidieron tribulación y muerte. Sus oídos se hicieron insensibles y se endurecieron rechazando las advertencias.



LA RAZÓN DEL CASTIGO


Jeremías 6:18 RVR60

"Por tanto, oíd, naciones, y entended, oh congregación, lo que sucederá."


Dios antes de dar las razones por las que va a emitir su juicio hace un llamado a las naciones de lo que va a suceder.


“Oíd naciones”. Dios formo la nación de Israel para que ellos llevaran su mensaje al mundo, pero ahora son los judíos los que van a convertir en el mensaje al ver las naciones como Dios lidia con el pecado y la desobediencia de ellos.


“Entended”. Dios no solo demanda escuchar pero que también se entienda y tengan la información de la razón del castigo que se va a dar, las naciones serán testigos de las consecuencias del pecado.


Es mas que evidente las razones por las cuales Judá va a experimentar el juicio severo de Dios pero aun así se les recuerda las dos razones por las que vas a sufrir.



PRIMERA RAZÓN DEL JUICIO DIVINO: PENSAMIENTOS PERVERSOS


Jeremías 6:19 RVR60

"Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron mi ley."


La primera razón para el juicio de Dios es explicada. Nuevamente las naciones en todo lugar son llamadas para que vean que los pensamientos malos que se revelan en contra de Dios trae frutos o consecuencias y por ello Dios da castigo, gran perdida y desgracia a Judá ya que no quisieron atender a la invitación y a la advertencia divina y terminaron por rechazar y desobedecer con desprecio los mandatos de Dios.



SEGUNDA RAZÓN DEL JUICIO DIVINO: RELIGIOSIDAD FALSA


Jeremías 6:20 RVR60

"¿Para qué a mí este incienso de Sabá, y la buena caña olorosa de tierra lejana? Vuestros holocaustos no son aceptables, ni vuestros sacrificios me agradan."


La segunda razón para este juicio emitido por Dios en contra de Judá es explicado. Esta nación creía que al celebrar sus ritos religiosos los hacia estar bien con Dios y les daba permiso para vivir en desobediencia; creían que compraban el favor de Dios al dar ofrendas y adoración costosa que traían de lugares lejanos. Dios les dice que estas ofrendas no las recibe ni los sacrificios de los animales le son agradables. Rituales sin obediencia basada en la fe siempre serán rechazados por Dios. Es imposible que Dios pueda ser comprado por ritos religiosos: “Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.” (1 Samuel 15:22). El cumplimiento de las tradiciones religiosas no hace que el hombre este bien con Dios, solo es por fe que el hombre va a vivir: “He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.” (Habacuc 2:4). La religión nunca ha dado salvación solo da orgullo que conduce al infierno.



JUICIO EMITIDO


Jeremías 6:21 RVR60

"Por tanto, Jehová dice esto: He aquí yo pongo a este pueblo tropiezos, y caerán en ellos los padres y los hijos juntamente; el vecino y su compañero perecerán."


En virtud de la conducta pecaminosa de Judá, del rechazo a la invitación de Dios de volver a las sendas antiguas y de no atender a las advertencias sobre el juicio que iban a experimentar sino dejaban sus malos caminos, Dios emite su juicio final sobre ellos.

Es por sus pensamientos y actitudes perversas, así como su religiosidad falsa que Dios les anuncia que les va a poner obstáculos en el camino de la desobediencia que decidieron no dejar. Este camino de pecado por el que transitan les va a llevar a que fracasen, a que todo sea inútil, que no de resultados buenos y esto lo van a experimentar tanto viejos como jóvenes juntos, en el juicio de Dios no se hacen diferencias entre las edades. También todos aquellos que se conocen bien y se tienen confianza por lo que podemos afirmar que tienen las mismas ideas, motivaciones y estilo de vida idénticos van a morir. Estas son palabras muy fuertes, el juicio de Dios es perfecto y justo, por ello Dios avisa, llama, invita, advierte para que el hombre tome la senda antigua pero deja al hombre que tome su decisión y vivirá con las consecuencias de lo que determino para si mismo.



ENCONTRANDO LAS SENDAS ANTIGUAS


Este es un pasaje de la Biblia que pocos les gusta leer y mucho menos estudiar o enseñar, las personas el día de hoy prefieren escuchar algo que les acomode a sus ideas, no quieren saber nada sobre el juicio y castigo que Dios dará al pecador. Prefieren oír que cuando piden al verse en problemas Dios les va a contestar como ellos quieren. Las Escrituras deben de enseñarse en su totalidad y en el contexto completo ya que: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que esta mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto.” (2 Timoteo 3:16).

La dureza del corazón, la incredulidad de Judá fue evidente, pero lamentablemente también lo es la de esta generación; la pandemia debería haber doblado los corazones, debería haber hecho que el hombre buscara a Dios pero a pesar de que se decía en un principio que esta situación mundial iba solo a sacar lo mejor del hombre podemos ver que esto no ha sido así, al contrario han aumentado las divisiones, los pleitos se han incrementado donde cada persona culpa a los demás de todo lo malo, el odio se ha incrementado por cualquier razón, los divorcios han aumentado, la depresión es mas común, los suicidios se ha convertido en la puerta que se toma con mayor facilidad ante los problemas que se enfrentan. El hombre busca solucionar sus problemas buscando ayudas humanas pero se niega a buscar a Dios, a buscar su consejo y su dirección, no quieren saber nada de las Escrituras. También veo un incremento en la negación de la existencia de Dios, y los que creen ahora tienen el concepto de un dios minimizado incapaz de poder tener control sobre este mundo e incluso entre los religiosos se ha aumentado el rechazo a las Escrituras como la verdad absoluta, prefieren creer que es un libro lleno de errores y que no tiene cabida en nuestros días.



Al leer este pasaje sobre el mensaje que Dios dio a Jeremías para Judá hace muchos siglos parece que nos lo esta diciendo a nosotros, en este tiempo, a nuestra generación: Es hora de detenernos de esta vida acelerada que estamos viviendo donde no tomamos tiempo para pensar con inteligencia, necesitamos hacer una evaluación muy cuidadosa de lo que creemos, de como estamos actuando y es imperioso atender al llamado que Dios hace de volver a las sendas antiguas, el camino de la obediencia a lo que Dios dice en su Palabra, el camino que es Jesús quien es el único que da perdón y vida eterna si se cree en él y se le recibe como Señor y Salvador.


Quizás el Pastor Charles Stanley en su comentario a este pasaje describe lo que estamos viviendo como sociedad y la consecuencia que traerá: “Cuando empezamos a confundir el bien con el mal y el mal con el bien, el juicio divino es inminente”.




Te invito a comunicarte conmigo con tus preguntas y comentarios a: esclabiblia@gmail.com










Exportado de Software Bíblico Logos, 10:46 16 de septiembre de 2021.


63 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo