top of page
Buscar
  • Foto del escritorJORGE EDUARDO RODRIGUEZ

DESEANDO PROSPERAR


AUTOR: Jorge Rodriguez-Sierra

 

3 Juan 1–4 RVR60

1 El anciano a Gayo, el amado, a quien amo en la verdad.

2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

3 Pues mucho me regocijé cuando vinieron los hermanos y dieron testimonio de tu verdad, de cómo andas en la verdad.

4 No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad.

INTRODUCCIÓN

La prosperidad se ha vuelvo el centro y el motor que mueve a nuestra sociedad y que lamentablemente también promueven como doctrina esencial algunos falsos maestros. Y en este pequeña carta Juan desea la prosperidad de Gayo, pero sera necesario entender su contexto y lo que realmente dice ese discípulo para que podamos entender de que prosperidad esta hablando.

Ningún hombre puede modificar el pasado, solo puede afectar su futuro al tomar las decisiones correctas en el presente. Debido a ello todos tienen en mente como pueden ser exitosos en un futuro cercano, en otras palabras como se puede prosperar en todos los campos de la vida del hombre y todo hombre desea estar mejor tener un futuro estable entran en una carrera donde buscan prosperar, esta búsqueda no es mala pero para ello se requiere ir a la Palabra de Dios para encontrar esta prosperidad.



AMANDO EN VERDAD

3 Juan 1 RVR60

1 El anciano a Gayo, el amado, a quien amo en la verdad.


Gayo a quien esta dirigida esta carta era un nombre muy común en ese tiempo por lo que es imposible saber con seguridad a que persona en forma especifica se refiere Juan, sin embargo en esta carta vamos a conocer características muy especiales de este cristiano.

En esta pequeña carta del Apóstol Juan en su introducción y saludo usa cuatro veces la palabra verdad que significa conformidad o que concuerda con la realidad con la implicación que es confiable, es una realidad eterna no alterada por los hechos históricos. La palabra verdad esta ligada íntimamente con la palabra amor, Juan usa el vocablo amado para describirse como alguien que es entrañablemente querido y apreciado ya que en su Evangelio cinco veces se describe a si mismo como el discípulo que Jesús amaba (Juan 13:23, 19:26, 20:2, 21:7, 21:20) pero ademas manifiesta que ama a Gayo a quien dirige esta carta manifestando que tiene un fuerte afecto por esta persona y que desea su bienestar incluso cediendo en forma voluntaria sus derechos y privilegios en favor de esta persona si así alguna situación lo llegara a demandar y Juan lo amaba de verdad porque la verdad que creían los unía y sabemos que la verdad se define en una persona que es Cristo como se afirma en el Evangelio del mismo Juan (Juan 14:6).


PROSPERADO EN VERDAD

3 Juan 2 RVR60

2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.


Juan vuelve a recordar a Gayo que él le amaba en Cristo ya que ambos pertenecían a la familia de Dios. Ahora la palabra central de este enunciado es prosperar, la cual la utiliza dos veces. Prosperar implica irle bien a uno, obtener ganancia, tener éxito, tener un buen viaje. Esta frase “que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud,” era una oración introductoria muy común en el mundo grecorromano del primer siglo, este hecho debemos tenerlo muy en cuenta y no sacar de contexto a estas palabras de Juan y querer aislarlas para hacer una nueva doctrina que no aparece en ningún otro lugar de la Biblia. Resalta mucho al analizar lo que Juan inspirado por Dios escribe ya que el no demanda ni exige que Gayo sea prosperado, todo lo contrario lo que expresa Juan es un deseo personal que presenta y solicita ante Dios por lo que deja que sea Dios quien decida la respuesta a esta petición, por ello no es una demanda o una exigencia o una declaración donde Dios eta obligado a contestar de una forma favorable poniendo a prueba su bondad. La Biblia es clara sobre el mandato de no poner a prueba a Dios, así Jesús se lo expreso a Satanás cunado lo tentó al citar Deuteronomio 6:16: “Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.” (Mateo 4:7). Es muy lamentable que hoy en día sea parte del léxico común de los predicadores exigirle a Dios que conteste a las demandas de sus seguidores como si Dios tuviera la obligación para el hombre de someterse a sus deseos.

Dejando establecido que esta prosperidad era solo una petición, debemos ver con mucha atención que era lo que pedía Juan a Dios para Gayo. La petición era que Gayo fuera exitoso en todas las cosas, el Apóstol se interesaba en el bienestar físico y material de su hermano en la fe pero remarca que este cristiano tenia una prosperidad mayor que era la espiritual. Haciendo una paráfrasis de estas palabras Juan pide a Dios que de la misma manera en como Gayo había prosperado espiritualmente fuera exitoso en todas las áreas del ámbito humano incluyendo tener buena salud.

Al parecer por lo que leemos pudiéramos pensar que Gayo estaba enfermo y que también no estaba bien en algunas áreas de su vida pero lo que no cabía duda a Juan era que este hombre era exitoso en su área espiritual; eso es tener éxito en lo que vale la pena ya que tiene repercusiones eternas. Desear que alguien mejore en todas las áreas no es malo a la luz de que esta persona este prosperando en su relación con Dios que es el objetivo principal.


CAMINANDO EN VERDAD

3 Juan 3–4 RVR60

3 Pues mucho me regocijé cuando vinieron los hermanos y dieron testimonio de tu verdad, de cómo andas en la verdad.

4 No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad.


Juan hace evidente que Gayo había prosperado pero era en el área espiritual y lo demostraba al seguir a Cristo, en conformarse y obedecer sus enseñanzas que lo demostraba en su forma de actuar y de relacionarse con los demás que esto era confirmado por personas que veían como se comportaba, en otras palabras tenia un buen testimonio ya que sostenía con hechos lo que decía con palabras. La verdad de Gayo era la verdad que creía Juan y ambos creían en Cristo. Ese increíble testimonio de fidelidad a Cristo de parte de Gayo era lo que lo llenaba de una enorme felicidad y alegría.

Juan en la carta nos habla del testimonio de Gayo: servia a sus hermanos en Cristo pero también a desconocidos (3 Juan 1:5), les mostraba amor (3 Juan 1:6) , los hospedaba (3 Juan 1:6), todo esto le llevaba a cooperar con la expansión del evangelio (3 Juan 1:8). Su testimonio era diametralmente contrario a lo que Diótrefes hacia (3 Juan 1:9-10) por lo que Gayo era una influencia positiva para los hermanos en Cristo y era un ejemplo a seguir. A veces no es necesario ser el que tiene los reflectores al frente, ni el que todos conocen para servir en una forma eficiente y útil a Dios.

Nada podía llenar de mas felicidad a Juan que escuchar de otras personas que lo que habían recibido a Cristo como su Salvador cuando él les comunico las buenas nuevas mantuvieran una vida de obediencia a Dios.


Charles Spurgeon en su comentario a este pasaje bíblico menciono: “Muchos padres se consideran en extremo bendecidos si sus hijos se vuelven ricos, se casan bien, emprenden proyectos redituables o se convierten en eminencias en su profesión, cuando tendrían que ser los primeros en saber que esto no es lo esencial. Estos padres se acuestan alegres y se despiertan satisfechos porque sus hijos han ganado mucho dinero, aunque van camino al infierno. Su mayor gozo es que les vaya bien en esta vida… aunque no muestren ninguna evidencia de ser ricos para con Dios… Espero que ningún progenitor permita que sus hijos crezcan y abandonen el techo del hogar paterno sin haber conocido las doctrinas del evangelio...”*

*Biblia de Estudio de Charles Spurgeon. Versión Reina Valera 1960. 2019


El enfoque de Juan era ver a sus hijos espirituales teniendo éxito no en los negocios, no en la vida profesional, no en la vida académica, no en la vida deportiva sino en la vida espiritual. ¿De que sirve si su familia prospera económicamente y gana el mundo si al final va a perder su alma? Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?


Lucas 9:25 RVR60

25 Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?


No entienda mal Juan deseaba que Gayo, su hijo espiritual a quien amaba, prosperara también en su salud y en todas las cosas pero su gozo estaba en lo que ya tenia éxito que era su área espiritual.


LA PROSPERIDAD VERDADERA

Juan deja bien establecido que la prosperidad real va de la mano de la verdad. La prosperidad humana afirma que esta al alcance de todos y es el signo del éxito pero esta es falsa ya que no es permanente ademas de envanecer a las personas y endurece su corazón a la Palabra de Dios.**

**Cevallos, Juan Carlos; Zorzolli, Ruben. Comentario Bíblico Mundo Hispano. 2009.


Gayo prosperaba espiritualmente porque vivía conforme a la verdad de Dios y lo reflejaba no solo con palabras sino con sus hechos. El salmista nos dice que el hombre que no sigue el consejo de los malos, ni anda con pecadores, ni se junta con burlones, sino que se deleita en la ley de Dios y medita en ella todo el tiempo será como árbol plantado junto al rió que siempre da fruto a su tiempo y su hojas no se marchitan y prospera en todo lo que hace(Salmos 1:1-3), este tipo de persona es sabia porque respeta y obedece a Dios (Proverbios 1:7). La verdad revelada en la persona de Cristo es la clave de la prosperidad y cuando el hombre se llena de la Palabra de Dios sus metas cambian totalmente, su objetivo no es ser exitoso económicamente porque ya es rico espiritualmente en Cristo y su meta es crecer, madurar y parecerse mas a Cristo. Esa es la verdadera prosperidad que tiene impacto eterno, esa es la prosperidad a la que usted debe aspirar si en verdad es cristiano y si usted busca primero el reino de Dios y su justicia ni se debe de preocupar ya que Dios se encargara de todo lo demás (Mateo 6:33).


Solo se puede pedir que se prospere en la misma forma en que usted prospera espiritualmente. No se deje engañar por los falsos maestros que exigen y demandan la prosperidad material a Dios para sus seguidores, no hay sustento y base bíblica para ese tipo de enseñanza. Mejor le invito a buscar la prosperidad espiritual que le llevara a caminar en la verdad y donde esos tesoros que obtenga no se corrompen ni se afectan por el tiempo ni nadie se los puede robar ya que son celestiales (Mateo 6:19-21).



Esta es mi oración por usted así como prospera espiritualmente también deseo que Dios le prospere en todas las demás cosas si así es su voluntad.



93 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page