• JORGE EDUARDO RODRIGUEZ

CAMINO A EMAUS / EXPONIENDO LA FE FALSA

Actualizado: ago 11


Lucas 24.13–35


Autor: Dr. Jorge E. Rodriguez Sierra




INTRODUCCION


Jesús fue recibido como Rey por el pueblo al entrar en Jerusalén (Marcos 11:7-11), unos cuantos días después es arrestado al ser traicionado por uno de sus discípulos (Mateo 26:48-50). Después de un juicio lleno de irregularidades y corrupción llevado a cabo por los religiosos judíos, Jesús es entregado a las autoridades romanas quienes al no encontrar falta alguna para condenarlo terminaron cediendo al clamor del pueblo que pedía con insistencia y enojo su crucifixión. Ese mismo día Jesús fue crucificado y abandonado por sus seguidores. Los discípulos en los días siguientes se escondieron por miedo a las repercusiones. Aun muchos de sus seguidores no sabían que Jesús había resucitado entre ellos Cleofas y su acompañante que iban de regreso a su ciudad quienes son abordados por Jesús en este relato que el Evangelio de Lucas nos presenta. El problema de ellos es que tenían una fe falsa y es Jesús quien va a ellos para confrontarlos con la verdad dándoles la oportunidad de creer a la verdad.




A. LOS RESULTADOS DE LA FE FALSA


Estos dos seguidores de Jesús que se alejaban de él podemos identificar las dos características espirituales que su fe falsa dieron como resultado.


1. DERROTA ESPIRITUAL

Lucas 24:13-14

“Y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén. E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido.”


Este pasaje del Evangelio de Lucas nos presenta a dos seguidores de Jesús que el primer día de la semana se dirigían a la aldea de Emaús, que se encontraba a 12 kilómetros de distancia de Jerusalén. Mientras se dirigían a esta aldea iban platicando de todas los eventos que habían transcurrido en los días pasados y que habían causado un gran impacto en la ciudad de Jerusalén. Estos seguidores de Jesús ya nada les retenía en la ciudad, su líder y maestro había sido crucificado y enterrado, no había absolutamente nada para ellos en Jerusalén y ahora se dirigían a Emaús quizás porque este era su lugar de residencia, mostrando así su derrota espiritual.



2. CEGUERA ESPIRITUAL.

Lucas 24:15-16

“Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.”


Mientras caminaban la conversación que tenían sobre los eventos de los últimos días aumento de tono, hablaban de los detalles, disputaban puntos y se preguntaban. Ellos aun no podían comprender como todo termino en la muerte cruel de quienes ellos seguían, estaban impactados y sorprendidos. Y mientras ellos iban por el camino una persona se les acerco, en el relato Lucas inmediatamente nos hace saber que era Jesús resucitado quien los empezó a acompañar y nos dice que los ojos de estas dos personas quedaron velados; esto nos dice de que su comprensión, la facultad de percibir con la mente y su entendimiento fue suprimido por voluntad divina con la finalidad de que fueran incapaces de distinguir que era Jesús quien les acompañaba. La razón por lo que esto ocurrió no la menciona Lucas inmediatamente, pero mas adelante en el pasaje nos dará la explicación.



B. LA FE FALSA EXPUESTA

A pesar de su derrota y su ceguera espiritual es el mismo Jesús quien viene a buscarlos para mostrarles la verdad y darles la oportunidad de creer. Solo cuando una persona es confrontada con la persona de Jesús, a su vida, muerte y resurrección, es que la fe falsa es expuesta.


Lucas 24:17-19

“Y les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes? Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días? Entonces él les dijo: ¿Qué cosas? ...”


Jesús al escucharlos aprovecha el momento para iniciar una conversación con ellos. Lo primero que podemos ver en la actitud de Jesús es un interés genuino de conocer que era lo que estaba pasando en el corazón de estas personas, en que reflexionaban y porque se les veía desanimados y su rostro mostraba tristeza. Jesús conocía lo que estaba pasando en el corazón de estos hombres (Juan 2:24-25) y sabia a la perfección lo que pensaban (Mateo 9:4) pero él quería que ellos fueron capaces de expresar sus emociones y sentimientos. Mientras estos dos personas se alejaban de Jesús es él quien fue a buscarlos.

Solamente uno de los dos seguidores de este relato es identificado como Cleofas, probablemente era padre de uno de los discípulos y el esposo de Salomé una de las mujeres que estuvo con Maria junto a la cruz (Juan 19:25). Cleofas es evasivo al contestarle a Jesús con otra pregunta y también muestra sorpresa ya que todo Jerusalén supo lo que había acontecido esa semana, pero Jesús insiste y les vuelve a preguntar que fue lo que ocurrió. A pesar de saberlo todo Jesús busco que ellos revelaran lo que pensaban.



C. LOS INGREDIENTES DE LA FE FALSA

El interés de Jesús por escuchar lo que pensaban estos dos seguidores de él es muy importante ya que va a revelar los cinco conceptos que conducen a una fe falsa. Mezclar conceptos correctos con expectativas y creencias personales siempre llevara a tener una fe incorrecta, este tipo de fe revela un corazón duro y un pobre conocimiento de lo que Dios dice en Su Palabra.



1. CONCENTRADOS EN LOS EXTERNO

Lucas 24:19-20

“… Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron.”


Cleofas y su acompañante contestan lo que creían ante la insistencia de Jesús. Ellos lo identifican en forma correcta como nazareno ya que era la ciudad donde Jesús se había criado (Mateo 2:23). Ellos veían a Jesús, al igual que muchos judíos más, como un profeta (Mateo 21:11) al considerarlo como alguien que hablaba en nombre de Dios. Reconocían a Jesús como alguien que tenia las habilidades para hacer milagros y la capacidad de dar enseñanzas profundas que iban de acuerdo con lo que Dios había comunicado a la nación de Israel. Finalmente ellos fueron testigos presenciales de la muerte cruel de su maestro en una cruz.

Todos estos conceptos que presentaron sobre Jesús eran correctos pero solo manifestaron lo que ellos vieron y fueron testigos, sin embargo esto no reflejaba en forma completa lo que ellos creían de Jesús.



2. EXPECTATIVAS PERSONALES

Lucas 24:21

“Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido.”


En esta declaración podemos comprender la razón por la cual estaban tristes y se alejaban de Jerusalén, ellos tenían ciertas expectativas de Jesús que no se habían cumplido.

Ellos estaban confiados e ilusionados de que Jesús al ser el Mesías prometido los iba a libertar de la ocupación romana y vendría a ser el rey de la nación de Israel, pero no ocurrió así sino que Jesús murió como un criminal en una cruz. Ese era el concepto que erróneamente la nación de Israel había hecho del Mesías prometido en las Sagradas Escrituras.



3. INDIFERENCIA

Lucas 24:22-24

“Aunque también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro; y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive. Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y hallaron así como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron.”


Cleofas y su acompañante escucharon que muy temprano en la mañana unas mujeres fueron a visitar la tumba de Jesús y la encontraron vacía, además les fue comunicado por unos ángeles que Jesús había resucitado, pero esta noticia fue tomada como algo que los sorprendió y los confundió pero por sus acciones podemos ver que no lo creyeron.

Ante la noticia de que Jesús no estaba en el sepulcro, conocidos de ellos fueron al lugar y encontraron que efectivamente la tumba estaba vacía pero esto no les impacto. Parece increíble que ante estas noticias tan sorprendentes no hayan hecho nada para tratar de saber con certeza en donde estaba Jesús y si era verdad que había resucitado. La actitud de ellos era porque sus expectativas eran lo que regían sus creencias y como Jesús no las cumplió pues entonces no había motivo para seguirlo y creer en él, de esta forma si en realidad había resucitado no tenia la mas mínima importancia ya que Jesús no era el caudillo militar que los salvaría de la mano opresora de los romanos así que no era necesario averiguar más y decidieron regresar a Emaús.

Ahora Jesús pone de manifiesto porque ellos eran incapaces de creer y de reconocerlo por ello los reprime y pone en evidencia la ignorancia que tenían de las Sagradas Escrituras.



4. INCREDULIDAD

Lucas 24:25

“Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!”


Ante estas declaraciones de Cleofas y su acompañante, Jesús les reprime en una forma fuerte al llamarlos insensatos y tardos de corazón. Insensato es alguien necio que no usa la razón y no tiene entendimiento. Tardos de corazón es una expresión que nos habla de alguien que es lento para aprender, comprender y reaccionar, no tienen agudeza intelectual; con ello no demuestran inteligencia en sus pensamientos para aceptar como verdadero todo lo que el Antiguo Testamento declaraba sobre el Mesías prometido y que ellos como judíos sabían y conocían desde pequeños. Jesús jamas se detuvo de llamar las cosas por lo que son, por señalar los errores de las personas y lo podía hacer porque él es un juez justo y verdadero. La incredulidad a las Escrituras es algo que Dios reprime y condena ya que Su Palabra contiene la verdad (Juan 17:17).



5. IGNORAR LAS SAGRADAS ESCRITURAS

Lucas 24:26-27

“¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.”


Ahora Jesús inicia una cátedra sobre lo que las Sagradas Escrituras decían sobre el Mesías y lo primero que les hace ver es que en su primera venida a este mundo él iba a padecer y sufrir porque esto era algo que Dios había dicho en el mismo momento que el hombre peco en el huerto del Edén cuando dijo que la serpiente iba a herir en el talón al descendiente de la mujer, el Mesías prometido (Génesis 3:15). Y a partir de los libros que escribió Moisés y continuando con todos los profetas Jesús le explicaba a Cleofas y a su acompañante todas las profecías que hablaban sobre él en su primera venida dando la interpretación correcta.

Aun el día de hoy continua este mismo problema que tenían estos dos seguidores de Jesús, muchas personas tienen expectativas muy personales de lo que Dios debe ser y puede hacer, de tal forma que ignoran voluntariamente lo que Dios dice sobre él en Su Palabra. La gente no quiere al Dios verdadero, ellos desean al “dios” que han inventado en sus mentes para que se ajuste a sus ideas malas y así continuar su estilo de vida inmoral y no tener a un juez justo que les llame a cuentas, les castigue y les condene. El único lugar correcto para saber y conocer del Dios único y verdadero son las Sagradas Escrituras.



D. VENCIENDO LA FE FALSA

Ahora vemos como es que Dios da la oportunidad al hombre de elegir libremente sobre que decisión tomara cuando es expuesto a la verdad que se encuentra en Cristo. Nadie puede ignorar a Jesús y tendrá que tomar la decisión de creer o rechazarle.



1. LIBERTAD DE ELECCION

Lucas 24:28

“Llegaron a la aldea adonde iban, y él hizo como que iba más lejos.”


Después de que Jesús les mostró claramente lo que Dios dice sobre el Mesías llegaron a Emaús. Ahora Jesús hace algo muy interesante, aunque su intención era permanecer con estas dos personas, él les dio la impresión de que su destino era otro lugar. La razón es clara, Jesús deseaba que ellos tomaran la decisión de dejarlo ir o pedirle que se quedara con ellos. Dios nunca le va a obligar a seguirlo a fuerza, esa es una decisión personal que en forma definitiva va a marcar la vida del hombre en forma poderosa y con un impacto eterno. El deseo de Dios es que todo hombre se arrepienta (Hechos 17:30, 2 Pedro 3:9) pero él deja que cada hombre libremente tome su decisión.



2. RESPUESTA PERSONAL

Lucas 24:29

“Mas ellos le obligaron a quedarse, diciendo: Quédate con nosotros, porque se hace tarde, y el día ya ha declinado. Entró, pues, a quedarse con ellos.”


Cleofas y su acompañante forzaron a que Jesús no continuara con su viaje y que se quedara con ellos. El hombre que deja de tener un corazón duro y empieza a escuchar lo que Dios dice, es aquel que muestra un interés genuino de seguir escuchando. Me ha tocado ver personas que al interesarse por la verdad muestran un deseo increíble de saber más y esto les lleva a leer la Palabra de Dios.



3. DEJANDO LA CEGUERA ESPIRITUAL

Lucas 24:30-31

“Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio. Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista.”


Solamente cuando ellos decidieron voluntariamente que Jesús se quedara con ellos y estaban juntos conviviendo con él es que su ojos fueron abiertos y pudieron discernir con claridad lo que las Escrituras decían. Cleofas y su acompañante pudieron recuperar su habilidad para percibir y comprender a la perfección que todo este tiempo estaban ante su maestro, el Mesías resucitado. Jesús les expuso la verdad pero fue una decisión personal de Cleofas y su acompañante que Jesús se quedara con ellos y es en ese momento que su ceguera espiritual desapareció. La misión de Jesús había llegado a su final con éxito y por ello los dejo.



4. CREYENDO A LAS ESCRITURAS

Lucas 24:32

“Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?”


¿Como fue posible que su entendimiento fuera abierto y finalmente fueran capaces de reconocer a Jesús? Las palabras de Jesús al explicarles lo que Dios dice en su Palabra hizo que sus corazones se consumieran en emoción y esto les permitió que su entendimiento fuera abierto y la dureza de su corazón y sus ideas preconcebidas fueran destruidas y quedaron listos para comprender la verdad de Dios que revelan a Jesús como el Cristo, el único hijo de Dios, el Salvador del mundo. El Apóstol Pablo nos dice que la fe viene por el oír y el oír por la palabra de Dios (Romanos 10:17). Ellos experimentaron un cambio interno al ser expuestos a la verdad y tomar la decisión de creer al mensaje de las Escrituras.



E. LA TRANSFORMACIÓN AL DEJAR LA FE FALSA

Lucas 24:33-35

“Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos, que decían: Ha resucitado el Señor verdaderamente, y ha aparecido a Simón. Entonces ellos contaban las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo le habían reconocido al partir el pan.”


Estos seguidores de Jesús que marchaban decepcionados y tristes, su mundo fue transformado y ahora no podían quedarse callados, en ese mismo momento regresaron a Jerusalén, encontraron a los discípulos hablando de la resurrección de Jesús por el testimonio de Pedro y ellos compartieron todo lo que les había sucedido y como fue que lo pudieron reconocer, ya no podían quedarse callados y esa es una evidencia del gozo que había en su corazón.

Reconocer a Jesús no es decir que es un profeta o un buen maestro, es creer y recibirle como Señor, Salvador y Dios de nuestras vidas, esta conversión lleva a un cambio interno que se refleja en una vida transformada, llena de gozo que lleva a compartir con los demás que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios.




RECONOCIENDO AL SALVADOR

Lo que pensemos de Jesús es vital, es lo que marcara y definirá la eternidad del hombre. Muchas religiones minimizan a Jesús como Salvador haciendo menos su sacrificio en la cruz al dar un gran énfasis en que las obras son necesarias para obtener la vida eterna, de tal manera que ellos creen que es indispensable su propia contribución para su salvación. Otras religiones solo consideran a Jesús como un maestro bueno o un gran expositor negando su deidad, haciéndolo alguien inferior y en forma directa afirmando que en Jesús no esta la verdad ya que él mismo dijo que era Dios. Pero quizás lo mas increíble que dentro de las religiones cristianas hay muchas personas que se han hecho una serie de ideas de como debe ser Jesús, como debe de actuar e incluso como habrá de juzgar o mas bien como va a dejar de juzgar al mundo, rechazando con ello las implicaciones del pecado y el infierno que les espera a todos aquellos que no creyeron en Jesús como Salvador. Tener estos conceptos erróneos y expectativas personales que no se basan en la Palabra de Dios llevan a exponer una fe falsa.


Solo la Palabra de Dios es la fuente confiable para conocer a Cristo como Dios, Salvador y Señor. El hombre es quien debe de someterse a Dios y no Dios a las ideas caprichosas y perversas del hombre. Mientras no permita que Dios le hable a través de Su Palabra usted nunca encontrara al verdadero Jesús. Hoy le invito a que no continué en su ceguera espiritual por tener un corazón duro al creer en sus propias ideas o en las creencias impuestas por las religiones que a pesar de usar la Palabra de Dios la niegan es sus enseñanzas, permita que Dios le hable al leer y escuchar las Escrituras para que le lleven a poner su fe en Jesucristo como Rey y Salvador de su vida. La elección que haga es su responsabilidad y le marcara su destino final por la eternidad.





Lo invito a comunicarse con sus preguntas y comentarios a: esclabiblia@gmail.com











Exportado de Software Bíblico Logos, 18:04 13 de julio de 2020.


59 vistas

© 2023 by Escudriñandolabiblia.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now