• Jorge E. Rodriguez

UN NACIMIENTO CON PROPOSITO

Actualizado: 23 de dic de 2020



Gálatas 4:1-7


AUTOR: Dr. Jorge E. Rodrigurz Sierra



INTRODUCCIÓN

Pablo dirige esta carta alas iglesias que se encontraban en Galacia con el propósito de exponer, reafirmar y defender la doctrina de la salvación por gracia. Las iglesias de esta región estaban siendo invadidas con doctrinas falsas que los llevaba a creer que las obras eran necesarias para la salvación. Pablo en el capítulo previo nos muestra como cumplir la ley no salva al pecador sino que es el maestro que nos lleva y apunta a Cristo como el Salvador.


Pablo al continuar exponiendo sobre la ley en esta carta nos remonta a 60 años antes y nos coloca en un pesebre de la ciudad de Belén. Sobre este evento que nos va a hablar previamente Isaias profetizo: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.” (Isaias 7:14), Lucas nos permite ver esta profecía cumplida: “Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David;para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta.Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.” (Lucas 2:4-7) y ahora Pablo al hablar sobre este evento extraordinario que dividió la historia del mundo en una antes y un después, nos va a explicar sobre Cristo por quien fue enviado, cuando fue enviado, en que capacidad vino a este mundo y para qué fue enviado. Al contestar estas preguntas podemos tener una visión muy clara de la razón por la que un bebé llamado Jesús nacido de una virgen vino a este mundo.



UNA ESCLAVITUD

Gálatas 4:1–3 RVR60

1 Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo;

2 sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre.

3 Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo.


Lo primero que establece el Apóstol Pablo es que mientras una persona es un menor de edad y que legalmente es beneficiario en un testamento para recibir los bienes que les fueron dejados no puede recibirlos por ser un niño. A pesar de ser el futuro amo mientras sea niño no es nada diferente a un esclavo, quien está bajo la autoridad y la posesión legal de su amo de tal manera que su vida y propósito están determinados por esta. En otras palabras, una persona rica mientras sea un niño es idéntico al esclavo que trabaja para él, a pesar de ser el dueño legal de todo.

Mientras es un niño incapaz de valerse por sí mismo es necesario que esté bajo la supervisión, vigilancia y cuidado de otras personas que deciden todo por él, hasta que su padre así lo decida, por no tener la madurez necesaria no puede disponer de los privilegios que goza un adulto. De la misma manera un niño rico no tiene la capacidad ni la experiencia para decidir y por ello tiene las mismas características que un siervo.


Ahora Pablo explica la razón de esta analogía y le dice a estos cristianos que ellos en un tiempo pasado fueron personas inmaduras espiritualmente, sin entendimiento y por ello estaban bajo el control de los principios morales y creencias de este mundo. Juan nos explica lo que representa este mundo: “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.” (1 Juan 2:16) ya que el mundo está bajo control de Satanás (1 Juan 5:19).

Jesús nos da una explicación más amplia sobre esta esclavitud espiritual en la conversación que tuvo con los religiosos que habían creído en él la cual fue registrada por el Apóstol Juan en su Evangelio: “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres? Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.(Juan 8:31-34). Pablo nos dice: “ ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?(Romanos 6:16).

El hombre está cegado y le es imposible entender que la supuesta libertad que goza realmente es una esclavitud al pecado, Pablo nos dice: “Con la autoridad del Señor digo lo siguiente: ya no vivan como los que no conocen a Dios, porque ellos están irremediablemente confundidos. Tienen la mente llena de oscuridad; vagan lejos de la vida que Dios ofrece, porque cerraron la mente y endurecieron el corazón hacia él. Han perdido la vergüenza. Viven para los placeres sensuales y practican con gusto toda clase de impureza.” (Efesios 4:17-19), lo que nos dice que el hombre está en franca rebeldía contra Dios, no tiene entendimiento y por ello no pueden ver la luz de la verdad, ni entender el juicio que les aguarda, ni la gracia que les ofrece Dios. La carta a los Romanos nos dice: “Por cuanto todos (solo Cristo es la excepción) pecaron y están destituidos (separados) de la gloria de Dios” (Romanos 3:23) y por ello el hombre esta en la necesidad total de un Salvador.



UN LIBERTADOR

Gálatas 4:4 RVR60

4 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,


A partir de que el hombre es un esclavo del pecado Pablo nos dice sobre Cristo estos conceptos vitales sobre su nacimiento.


A) Un tiempo señalado. Jesús vino en el momento exacto que había sido establecido por Dios desde un principio para cumplir sus promesas, la primera fue dada cuando Adán cometió el primer pecado al anunciar la llegada de un Salvador que iba a venir a destruir el pecado: “ Y pondré hostilidad entre tú y la mujer, y entre tu descendencia y la descendencia de ella. Su descendiente te golpeará la cabeza, y tú le golpearás el talón” (Génesis 3:15). Jesús nació justamente en el ambiente cultural, político y religioso que era perfecto para que cada una de las profecías dadas en el Antiguo Testamento pudieran ser cumplidas.


B) Envió. Es una acción activa que nos habla de hacer ir con un objetivo o propósito designado. Esta acción fue llevada a cabo por Dios quien fue el que envió a su Hijo, algo que el mismo Jesús nos afirma: “No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.” (Juan 5:30).


C) Nacido de una virgen. Pablo nos afirma como a través de un embarazo virginal Jesús vino a este mundo, lo que Mateo ya había narrado en su Evangelio: “El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo… Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS.” (Mateo 1:18,25), algo jamas visto en la historia del mundo y al afirmar que fue nacido de mujer nos habla que Jesús tomo forma de hombre sujetándose a nuestra condición como humano.


D) Nacido bajo la ley. No solo Jesús no se aferro el ser igual a Dios, sino que como hombre quedo sujeto a obedecer la ley, la misma ley que él mismo había dado a los hombres para obedecerla: “»No malinterpreten la razón por la cual he venido. No vine para abolir la ley de Moisés o los escritos de los profetas. Al contrario, vine para cumplir sus propósitos.” (Mateo 5:17 NTV) y al cumplir cada mandamiento pudo ser el sacrificio perfecto para el pago que Dios demandaba por el pecado: “Pues Dios hizo que Cristo, quien nunca pecó, fuera la ofrenda por nuestro pecado, para que nosotros pudiéramos estar en una relación correcta con Dios por medio de Cristo.” (2 Corintios 5:21 NTV).



UNA REDENCIÓN

Gálatas 4:5 RVR60

5 para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.


En el tiempo establecido Dios envió a Cristo como hombre sujeto a obedecer la ley con un solo propósito: la redención.


La palabra redimir significa liberar de un mal al comprarlo de regreso. Esto implica comprar la deuda de un esclavo con el objetivo de darle la libertad de la sentencia que da la ley que es la muerte: “El alma que pecare, esa morirá;...” (Ezequiel 18:20). Cristo pagó el precio para liberarnos de la maldición de la ley: “Pero Cristo nos ha rescatado de la maldición dictada en la ley. Cuando fue colgado en la cruz, cargó sobre sí la maldición de nuestras fechorías. Pues está escrito: «Maldito todo el que es colgado en un madero». (Gálatas 3:13 NTV). La ley solo fue dada para que pudiéramos entender la condición caída que tenemos: “Obviamente, la ley se aplica a quienes fue entregada, porque su propósito es evitar que la gente tenga excusas y demostrar que todo el mundo es culpable delante de Dios. Pues nadie llegará jamás a ser justo (declarado inocente) ante Dios por hacer lo que la ley manda. La ley sencillamente nos muestra lo pecadores que somos.” (Romanos 3:19-20 NTV). La ley de Dios es perfecta (Salmos 19:7), los imperfectos somos nosotros: “Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios. Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” (Salmos 14:2-3). La ley nos hace ver las demandas de Dios y como el hombre es incapaz de cumplirlas está sujeto al pago justo o el salario que se obtiene por cometer y vivir bajo el pecado así nos lo dicen las Escrituras: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva (regalo) de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” (Romanos 6:23). A eso vino Cristo a pagar el precio de toda y cada una de las ofensas del hombre pecador ante Dios.


Pero esta redención tiene una condición de exclusividad, pero solo es efectiva para aquellos que estaban bajo la ley. Esto implica que solamente aquellos que entienden su condición de pecado y que están separados de Dios al haber entendido las demandas de la ley son los que habrán de conseguir que el pago realizado por Cristo en la cruz sea efectivo para ellos. Para ello se requiere que dejen de ser niños espirituales (inmaduros) los cuales son incapaces de entender y creer lo que Dios dice claramente.


El verbo “estaban” usado por Pablo en esta expresión nos habla de una condición la cual ya dejo de existir para ser reemplazada por algo totalmente diferente. El hombre al ser redimido dejo de estar bajo la ley, ya no esta sujeto a ella, ahora es libre de la ley y esta bajo la gracia de Dios.



UNA ADOPCIÓN

Gálatas 4:5–6 RVR60

5 para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!


Declararse culpable ante Dios, creyendo y recibiendo a Cristo como Salvador quien pagó el precio ante Dios de los pecados cometidos, le conduce como consecuencia a un evento excepcional, Dios lo adopta como hijo.


Adoptar es un procedimiento legal que crea una relación de padre hijo entre personas no relacionadas por sangre, recibiendo el adoptado todos los privilegios que le pertenecen a un hijo natural incluyendo el derecho a heredar.

Todos somos creación de Dios pero solo aquellos que se arrepienten al declararse culpables ante la ley, pasando de ser inmaduros a personas maduras, Dios les da la autoridad de ser llamados hijos de Él: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;...” (Juan 1:12), potestad nos habla de un derecho legal que es comprobable en una corte.


Al momento de recibir a Cristo como Señor y Salvador, Dios sella al hombre maduro con el Espíritu Santo como un pago en garantía de que lo prometido se va a cumplir: “Es Dios quien nos capacita, junto con ustedes, para estar firmes por Cristo. Él nos comisionó y nos identificó como suyos al poner al Espíritu Santo en nuestro corazón como un anticipo que garantiza todo lo que él nos prometió.” (2 Corintios 1:21-22 NTV). La seguridad de la salvación no viene de una idea inventada por el hombre sino viene de la convicción que da el Espíritu Santo.

Y debido a que el Espíritu Santo mora en aquellos que creyeron es que estos ahora puede referirse a Dios usando Abba el cual es un termino informal que un niño utilizaría cariñosamente al referirse a su padre, en otras palabras es la actitud del cristiano que al pensar y hablar con Dios se hace con un amor profundo que solo refleja la gratitud por la gracia y misericordia recibidas.



UNA HERENCIA

Gálatas 4:7 RVR60

7 Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.


El hombre que pasó de niño a adulto en términos espirituales dejo la esclavitud del pecado y ahora es hijo de Dios, esto lo hace acreedor a una herencia eterna que Dios a través de Cristo ha prometido y que él ganó al morir en la cruz pagando por los pecados del hombre. Es cierto hay un lugar para el creyente donde estará con Cristo para siempre: “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Juan 14:2-3). El hombre que cree en Cristo se ha convertido en un beneficiario de las promesas de Dios y para ello no tuvo nada más que hacer que creer y responder al llamado de Dios de arrepentimiento.


Solo por Cristo y nadie mas el hombre puede convertirse en heredero de las promesas de Dios: “ Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” (Hechos 4:12).



JESÚS VINO A DARLE LIBERTAD

Dios en su Palabra nos acaba de decir claramente que todo hombre es un esclavo del pecado pero ante esta noticia nos afirma que hay un libertador que le puede hacer libre y colocarlo en la familia de Dios, sera adoptado como hijo de Dios y le asegura vida eterna como herencia. Este es el verdadero mensaje de la Navidad. El problema es que nadie tiene dificultad con el nacimiento del bebe en el pesebre pero les es imposible creer la razón por la cual Dios determino enviar a su Hijo a morir en una cruz. El pesebre nos apunta a la cruz donde se resolvió el problema espiritual del hombre y le da vida en abundancia.


Es hora que usted tome la decisión de pasar de una condición de inmadurez espiritual que lo tiene cautivo en pecado y pase a la madurez espiritual que solo en Cristo es posible conseguir. Cristo vino a pagar su rescate, a darle libertad, a transformarlo en un nuevo hombre lleno del perdón y del amor de Dios. Usted no puede liberarse de su condición, usted necesita ser rescatado, la mejor noticia que puede escuchar es que Cristo pagó su rescate en su totalidad, solo crea, reciba a Jesús como su Salvador y al entrar a la familia de Dios suya será la promesa segura de una eternidad al lado de Dios.


El festejo de un pesebre en estas fechas apunta a quien pagó su rescate, deje de luchar contra Dios, deje de ser esclavo del pecado y venga a la gloriosa libertad que solo experimentan los hijos de Dios y reciba el regalo que en Cristo Dios le ofrece el día de hoy.






Te invito a comuncarte conmigo con tus preguntas y comentarios a esclabiblia@gmail.com


531 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

BOANERGES